martes, 11 de julio de 2017

CHILE - 73 AÑOS del MUSEO NACIONAL AERONÁUTICO


Presidida por el Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea de Chile, General del Aire Jorge Robles Mella, se realizó la ceremonia conmemorativa de los 73 años de la creación del Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio de Chile, ubicado en la Base aérea de Los Cerrillos en Santiago de Chile.


El Director del Museo, Ricardo Gutiérrez Alfaro, luego de una reseña histórica, hizo un breve balance del trabajo desarrollado en el período 2016-2017, destacando las restauraciones e incorporación de las tres nuevas aeronaves de la colección, para luego invitar a las autoridades aeronáuticas para hacer sendos reconocimientos a destacados funcionarios, en servicio como recién retirados.


En la imagen, el Director del Museo Ricardo Gutiérrez Alfaro, junto a la Jefa de Museología, María Corina Barrera, felicitan por su trayectoria al Maquetista museológico, Froddy Cisterna Juez. Además de su labor, Froddy es un gran colaborador en materias histórico aeronáuticas y gestor de innumerables proyectos, incluyendo restauración de aeronaves.


Laureano Gómez Marañón, ex Jefe de Museología, es felicitado por el Secretario General de la Dirección General de Aeronáutica Civil, Ricardo Gutiérrez Recabarren, junto al Director del Museo, tras acogerse a retiro en 2016. Laureano fue un gran impulsor del desarrollo museológico y de apoyar las ideas que fluían desde los grupos de modelistas a escala y artistas pictóricos externos, quienes siempre le recordarán por su dedicación y colaboración.
Luego se procedió a la recepción de las aeronaves donadas por el Club Aéreo de Chillán, la Fuerza Aérea de Chile y Ricardo Molina.


      El primero en ser entregado fue el Globe SWIFT 1946, magníficamente restaurado y que fue presentado por la autoridades del Club Aéreo de Chillán, destacando al gestor de la donación, el ex Director del mencionado Club, Víctor García Carrasco, quien lo volase extensivamente. Don Víctor nos hizo una breve reseña de las excelentes características de vuelo del hermoso avión, además de su alegría de que formase parte del patrimonio aeronáutico civil, en su exhibición en el Museo Aeronáutico de Chile.




Posteriormente se recepciona el T-37C, FACH J-384, el cual tiene una especial connotación, para EDICIONES MULTIMODEL, toda vez que su decoración estuvo basada en el trabajo que desde hace veinte años viene desarrollando, sobre las aeronaves militares de Chile.


La aeronave se restauró en base al esquema que usó hasta 1978, cuando los TWEETYBIRD fueron mimetizados, ante el conflicto con Argentina. Se anticipó a AMÉRICA EN VUELO, que se proseguirá en la saga del TWEET, con la recuperación de una tercera aeronave de entrenamiento, esta vez en su esquema verde mostaza.




lunes, 10 de julio de 2017

CHILE - MUSEO NACIONAL AERONÁUTICO y del ESPACIO

Creado en 1944, el Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio de Chile, tiene la misión de resguardar el patrimonio histórico aeronáutico nacional, tanto de la aviación civil, como militar. Al cumplir 73 años, tiene una gran colección de aeronaves, incoporando cada año aquellas que son donadas o entregadas en comodato, para ser recuperadas y exhibidas al público visitante, en la Base Aérea de Los Cerrillos y de entrada gratuita. 


Este año presenta tres aviones que han sido restaurados con gran profesionalismo y dedicación de los técnicos civiles y militares del Museo.

El primero es un T-37C, que prestó servicios en la Escuela de Aviación "Capitán Manuel Ávalos Prado", el cual se recuperó con un alto nivel de detalles, tanto en la decoración, (en esquema de mediados de los años 70), como en sus accesorios. Dadas las condiciones en que fue entregado, se debió reconstruir algunas piezas, con gran realismo, lo que suma un valor adicional al trabajo.





El segundo modelo es un Globe SWIFT 1946, el cual debió ser recuperado extensamente, ya que terminó sus días operativos, producto de un accidente.
Algunas piezas debieron ser manufacturadas de cero, pero absolutamente logradas.




El tercer modelo es un Piper TOMAHAWK, que inicialmente perteneció al Club Aéreo de Osorno, siendo adquirido por el Piloto civil Rodrigo Molina, quien fuera instructor de vuelo del fallecido animador de televisión Felipe Camiroaga.


Arte

De las tres aeronaves se realizaron sendos cuadros, obra del artista Miguel Osses Morales, las cuales serán exhibidas por primera vez en este nuevo aniversario del Museo, ceremonia que se desarrollará a partir de las 09:00 horas de mañana Martes 11 de Julio.


por Sergio Pulgar

jueves, 22 de junio de 2017

CHILE - SUCHAI 1 en el espacio


          De acuerdo a lo proyectado, el primer nanosatélite chileno, se encuentra próximo a alcanzar la altitud de separación, luego de un lanzamiento sin contratiempos.


© AHORA NOTICIAS MEGAVISIÓN CHILE

       Felicitaciones al equipo de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile.

        SUCHAI es el acrónimo de Satellite of the University of Chile for Aerospace Investigation, y a la vez, se asimila al significado de Esperanza en mapudungún



CHILE - Primer Satélite de producción nacional


"En los próximos días daremos un paso importante en esta larga cadena de objetivos para posicionar a Chile como un país que realiza ciencia espacial de alto nivel y que usa sus recursos limitados de manera inteligente"
Marcos Díaz, 
Académico de la Facultad de
Ciencias Físicas y Matemáticas
de la Universidad de Chile

Bajo el nombre de SUCHAI 1, entra en la historia de la tecnología aeroespacial chilena, el primer nanosatélite, ideado, diseñado y producido por académicos y estudiantes de la Universidad de Chile.

El primero de una serie proyectada por los científicos chilenos, tiene su primer intento de lanzamiento desde la Base de Chenai (INDIA), a las 23:50 (hora local de Chile). Se explica lo anterior, ya que los lanzamientos dependen en gran medida de las condiciones meteorológicas del área. Por ello se anticipa que el período alternativo se amplía entre el 23 y el 30 de Junio.



Su catalogación como nanosatélite esta dado por sus dimensiones, ya que se trata de un cubo de 10 centímetros cúbicos, que alberga microdispositivos, que le permitirán efectuar varios estudios. Entre ellos se destacan el medir densidad de electrones en el plasma ionosférico de la alta atmósfera terrestre, comprobar la el comportamiento de las baterías en el ambiente espacial, así como el de la electrónica a nivel físico en las mismas condiciones extremas.

El control de misión estará situado en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, recibiendo y monitoreando su comportamiento en una órbita a 505 kilómetros de la superficie terrestre. La velocidad y la órbita sincronizada con el Sol, le permitirá dar unas 15 vueltas diarias a la tierra, aunque con solo dos oportunidades de contacto.

© FCFM Universidad de Chile

lunes, 22 de mayo de 2017

CHILE - CATACLISMO de VALDIVIA


El Sábado 21 de Mayo de 1960, el Golfo de Arauco fue sacudido por un terremoto de gran magnitud, que causó estragos en la región, especialmente en Concepción, la ciudad más grande de la zona. Eran las 06:02 de la mañana cuando la población fue bruscamente despertada por el violento sismo.

    Las réplicas continuaron (algunas superaron los 6.0 Richter), todas de alta magnitud y que iban creciendo durante el transcurso del día. Mientras se intentaba establecer un enlace comunicacional, la Fuerza Aérea ponía sus medios a disposición de la Presidencia de la República, encabezada por Don Jorge Alessandri Rodríguez y se daban órdenes para realizar reconocimientos aéreos, a fin de evaluar la situación y organizar la ayuda. Así terminaba ese día de las Glorias Navales de 1960, pero todo estaba lejos de concluir ...

Con las Fuerzas Armadas y los distintos Ministerios alertados, al amanecer del Domingo 22 de Mayo se podía apreciar el nivel de destrucción y apenas evaluar la precaria situación de la ciudadanía, ya sin suministro eléctrico y agua. La situación no era la mejor, sumado a que estaba en pleno Otoño, las lluvias y las bajas temperaturas colaboraban negativamente a recuperar el ánimo de los damnificados.

Si bien se había sentido el sismo al sur de Concepción, no hubo una alerta formal de prevención, salvo lo que en la actualidad rescata el relato popular; "la bestia se aproxima hacia el sur" ...

Epicentro: VALDIVIA

Pero a las 15:22 horas de ese día de descanso, la furia de la naturaleza no dejó ninguna duda de que el dicho era verdad, la "bestia" se levantaba, esta vez para hacer sentir su poder desde la Península de Arauco y hasta la de Taitao, más de mil kilómetros de extensión de sur a norte, con epicentro mar afuera en Valdivia.





En Puerto Montt, la Base Aérea de La Chamiza, cuna del Grupo de Aviación N° 5 quedaba aislada por tierra, tras la caída del puente sobre el Coihuín/Chamiza. No obstante, las tripulaciones y servicios de apoyo se dirigieron rápidamente a verificar el estado de la Unidad y poner en línea las aeronaves de su dotación, mientras intentaba mantener el enlace comunicacional con la ciudad y el resto del país.
Los S-55C, con tres años de servicio por entonces, fueron la cabeza de puente, mientras se aprovisionaban los DHC-2 (OTTER), para ponerse a disposición de la autoridad que organizase la ayuda.

Eran los primeros movimientos del segundo puente aéreo que se conocería en Chile, luego del de 1939 con motivo del terremoto de Chillán.

La Fuerza Aérea dispuso que un F-80 del Grupo de Aviación N° 7 realizara un reconocimiento de la zona, mientras se iban poniendo en marcha los transportes del Grupo de Aviación N° 10, en Los Cerrillos.

Al terremoto - el de mayor violencia conocido en los últimos 150 años en el mundo -, le siguió una serie de tsunami, desde la misma costa valdiviana y hasta Taitao; con olas alcanzando alturas entre los diez y catorce metros.

S-55C CHICKASAW, FACH H-50, Estacionado en el desaparecido helipuerto
de la costanera de Puerto Montt, © Archivo MULTIMODEL

Al final del día, los medios aéreos disponibles, en las diferentes Unidades alertadas, desde Antofagasta a Puerto Montt, comprendían, helicópteros Bell 47D1 (Grupo N° 10), S-55C (Grupos N° 5, 8 y 10), C-47 (Grupo N° 10), DHC-2 y 3 (Grupo N° 5), Cessna 152 (Grupo N° 5), B-45 (Escuela de Aviación), HU-16B (Grupo N° 2), enre las más destacadas y de real aporte al naciente Puente Aéreo de 1960.

Fue tal el alcance del violento sismo y tsunami, que además de la enorme cantidad de víctimas nacionales, en las costas japonesas se registraron 146 con resultados fatales. Valga el detalle para entender lo que vivieron los chilenos ese 22 de Mayo de hace 57 años.


DHC-3 OTTER, FACH 932, del Grupo de Aviación N° 5, 1960, 

© Archivo Museo Nacional Aeronáutico de Chile

El futuro conocido

Además de las conmemoraciones locales, es probable que se recuerden las acciones aéreas, que indudablemente no fueron exclusividad de la Fuerza Aérea, sino de toda la comunidad del aire, tanto militar como civil; así como el trabajo denodado de los diferentes estamentos gubernamentales responsables de operar en función de recuperar la vida operacional del país.

En Febrero de 2010, con un país encumbrado en la modernidad, supuestamente actualizado y con mejores medios que los del de 1960, la reacción fue funesta, culminando en un estado judicial, donde primó la defensa corporativa, antes que el reconocimiento del error; algunas reflexiones escuchadas en la inmediata posterioridad del drama del 27 de Febrero, dejaban un sentimiento de desasón y molestia con quienes han sido contratados por la ciudadanía, para entregarle los medios de avanzar como país.

"No sé que haríamos si esto se vuelve a repetir, no tenemos más medios" ...

Los medios de comunicación se solasaban repitiendo las dramáticas escenas de los diversos momentos de la crisis, mientras un sistema gubernamental no lograba dar confianza dentro de la precariedad de sus acciones. Las Fuerzas Armadas debieron esperar una "decisión de Estado", para comenzar a operar, aunque algunas ya habían lanzado sus medios, nuevamente iniciando el Puente Aéreo el Grupo de Aviación N° 5, esta vez con los primeros vuelos de reconocimiento y alerta de sus DHC-6 TWIN OTTER. 

La Fuerza Aérea estaba lista a pocas horas del terremoto - sí TERREMOTO, no sismo de gran intensidad -, aunque personeros de gobierno hacían peticiones inútiles e inoficiosas, amén de mala manera, como la histérica exigencia de un helicóptero para la Presidente.

No obstante y una vez lograda la orden oficial, el despliegue fue enorme, esta vez, se disponía de aeronaves de gran tonelaje y alcance.

Ambas tragedias producidas por la naturaleza las separó la poca inteligencia de un mando central, pero los resultados, que aun persisten, fueron funestos para las víctimas.

Al presente se han sumado una enorme cantidad de otras, de distinto tipo, pero igual origen, y aunque se observa algo de destreza en su manejo comunicacional, sigue persistiendo la inoperancia producto de una mala dirección y empleo de los medios.

Hay algunos visos de esperanza en el futuro inmediato, como la adquisición de helicópteros medianos, para apoyar las misiones de apoyo y salvamento, inclusive disponiéndose de una nueva Base de operaciones, que les permitirá operar con menos limitaciones, pero no se reconoce una CONCIENCIA de ESTADO de que Chile es un país marcado por las catástrofes naturales, todas las últimas de mediana y gran magnitud.

Reflexión final

Sin duda que hay muchos factores positivos y se han obtenido experiencias invaluables en el manejo de crisis, por lo que no es la idea estigmatizar ni disminuir la positiva acción de los diversos estamentos responsables y que deben estar en función de los ciudadanos, ya que son ellos los que los financian y son el fin último de las inversiones en la materia; sino asumir los hechos negativos que sin ninguna duda deben ser subsanados AHORA, no cuando se tenga que enfrentar un nuevo 22 de Mayo o un 27 de Febrero.

Para los economicistas todos son números y la triste y usada frase de " Chile es un país pobre ", quizás hasta sea cierto, pero se gastan miles de millones en mantener una cultura hacia los muertos, despreocupándose vergonzosamente de los vivos.

Un reconocimiento a las olvidadas tripulaciones de los Puentes Aéreos y a quienes con Vocación, Entrega y Solidaridad van en ayuda de sus connacionales, cuando Madre Natura se encarga de recordarnos que somos un país sólido en su conjunto, pero precario en sus conductores.

Por Sergio Pulgar






martes, 16 de mayo de 2017

ARGENTINA - Super Etendard para la Fuerza Aérea


Desde que en Febrero de 2016, la Aeronavale francesa anunciara la desactivación de sus aeronaves Super Etendard, que habían sido modernizados para extender su vida útil, Argentina manifestó su interés en adquirir una partida indeterminada, aunque no para la Aviación naval, usuario tradicional del reconocido modelo, por su actuación en la Guerra de las Malvinas en 1982.


     En 2015, el Comando de Aviación Naval (COAN) argentino había activado un contrato por la mantención de las aeronaves de ala fija con la Fábrica de Aeronaves de Argentina, entre las que se encontraban los SuE, pero se encontró con el obstáculo de que no podía intervenirlos, debido a que no contaba con la licencia de la Dassault para hacerlo. Acto seguido se planteó el objetivo de conseguirlo, con la idea de poder recuperar parte de la flota sobreviviente, que hasta entonces, se encontraba completamente fuera de vuelo.

     Hoy, el Gobierno argentino confirmó la adquisición de al menos seis Super Etendard modernizados (Super Etendard Modernise - SEM), del inventario retirado de la Aeronavale francesa, pero para destinarlos a la Fuerza Aérea Argentina (FAA).
      La inminente compra se enmarca en el proyecto del Presidente Macri, en función de llevar a la FAA a un nivel mínimo operativo, ya que ésta quedó reducida a la operación de algunos IA-58 "Pucará" e IA-63 "Pampa II". En ese mismo proyecto, ya había logrado la autorización para incorporar una dotación de "Texan II", para entrenamiento, aunque estas aeronaves poseen capacidad de ataque, en la categoría de los AT-29 "Super Tucano".
       La cantidad y operatividad de los A-4AR es desconocida, aunque el "Libro Blanco" de la Defensa argentina (2015), indicaba que poseían 31 aviones de este tipo
      El costo de la operación es de 10 millones de dólares y a su concreción, los aviones deberían ser entregados en Junio de 2017. La suma involucrada es un tercio de lo que le Ministerio de Defensa tiene autorizado para invertir en el reequipamiento de su aviación militar.

      Aunque los aviones del COAN están fuera de servicio y se anunciara su retiro, las conversaciones entre los Ministros de Defensa argentino y francés, en las que el primero le recordó la gran cantidad de adquisiciones de los setenta y principios de los ochenta (suspendidas por la Guerra del Atlántico Sur), indica que esta aduisición puede activar un convenio adicional, con el objeto de recuperar la capacidad de los SuE de la aeronaval argentina. Recordemos que estos aviones tuvieron una efímera vida operativa, por lo tanto estructuralmente están en óptimas condiciones, pero completamente desactualizados, por lo que, primero deben ser llevados a un estándar mínimo en lo electrónico, además de conseguir armamento para que realmente tengan una función operativa.
        Quizás la compra de los cazas aeronavales para la FAA, sea una segunda oportunidad para sus ascendientes del COAN.


por Sergio Pulgar